Comprometidos con la niñez

View Gallery
5 Photos
Comprometidos con la niñez
life-comprometidos-con-la-nines-1

Comprometidos con la niñez
life-comprometidos-con-la-nines-2

Comprometidos con la niñez
life-comprometidos-con-la-nines-3

Comprometidos con la niñez
life-comprometidos-con-la-nines-4

Comprometidos con la niñez
life-comprometidos-con-la-nines-5

Penthouse ha participado en programas de apoyo al desarrollo de familias guatemaltecas.

Durante mucho tiempo, Guatemala se ha visto afectada por diversos factores que han frenado el desarrollo del país, entre ellos la desnutrición crónica. Según el sitio web de UNICEF, cuatro de cada diez niños y niñas menores de cinco años presentan desnutrición crónica, condición que provoca menos retención escolar, menor productividad, propensión a adquirir enfermedades y hasta pérdida del coeficiente intelectual.

Conscientes de que un verdadero desarrollo en Guatemala debe comenzar atacando el
problema desde la raíz, Penthouse desde sus inicios ha participado en programas de poyo a organizaciones que trabajan en pro del desarrollo de la niñez y familias de escasos  ecursos, dando ayuda tanto física como financiera.

Desde hace algún tiempo hemos seguido de cerca el trabajo del Dr. Mark Arellano, un  joven médico guatemalteco que ha destacado profesionalmente, dedicando su tiempo y profesión a la ayuda de la niñez en Guatemala. Mark es un ejemplo de lucha, pues desde su niñez limitada por los pocos recursos económicos de su familia, recibió apadrinamiento educativo por más de 15 años por medio de Compassion Internacional.

Al concluir sus estudios obtuvo el título de Médico Cirujano, pero en vez de trabajar  directamente en su profesión, decidió iniciar una labor altruista en comunidades de escasos recursos con la intención de “retribuir lo que un día le fue dado”, según él mismo
comenta.

Hoy, Mark Arellano está al frente de Passion Asociación quienes por más de seis años han  contribuido  al desarrollo de niños y jóvenes en las comunidades más vulnerables en  Guatemala.

Actualmente trabajan en un proyecto social en el Caserío Chivoc en San Juan Sacatepéquez, el cual alberga más de 150 niños de diferentes edades de escasos recursos, brindándoles educación, nutrición y salud.

Haciendo un recorrido por el lugar, nos dimos cuenta de la verdadera necesidad de las familias guatemaltecas, quienes por falta de oportunidades se ven afectadas directamente en la desnutrición crónica y por ende en la mortalidad infantil.

Uno de los niños miembros del programa de Passion es Marlon, quien fue rescatado del basurero de la zona 3 en la ciudad poco antes de ser vendido para el tráfico internacional de órganos. Hoy Marlon recibe una dieta adecuada, estudio y tratamiento médico para su desarrollo. Juan Gabriel, de seis años de edad, es otro niño habitante del caserío quien por
falta de recursos económicos de su familia, sufrió desnutrición crónica, siendo
afectado en su crecimiento físico, tanto que para su edad cuenta con la estatura de
un niño de tres años. Estas son historias que impactan pues tanto Marlon como Juan Gabriel y el resto de niños no tienen conciencia de la situación en que viven o han vivido.

Ellos solamente tienen una sonrisa y un abrazo como forma de agradecimiento por el simple hecho de estar allí para ellos. Passion Asociación, trabaja actualmente en la construcción de un “Centro nutricional y tutorial”, teniendo concluida la primera fase de construcción, pero teniendo aún mucho trabajo por hacer. Este centro pretende contar con aulas para la tutoría educativa de los niños, centro nutricional, comedor social y un centro de emprendimiento para apoyar a los padres del caserío en su desarrollo económico.

Penthouse ha tomado conciencia en el abordaje de la pobreza extrema, siendo el origen de la desnutrición crónica. Es por esa razón que hemos tomado acción apoyando la obra desarrollada por Mark pues una de las prioridades fundamentales como empresa es sembrar una pequeña semilla de esperanza y apoyo a niños que en un futuro se puedan desarrollar y transformar en guatemaltecos de valor, quienes al igual que Mark puedan
contribuir al desarrollo de más personas; y así crear una cadena de esperanza, apoyo y cambio en nuestro amado país. Algo que nos mueve cada día es creer en que
ese niño que estamos ayudando hoy, mañana pueda ser ese médico que nos salve
la vida, ese pintor, cantante o artista que con su talento mueva lo más profundo de
nuestros sentimientos.

Hay mucho trabajo por hacer, pero cada buena acción que hacemos contribuye
a brindar una nueva oportunidad a quienes la necesitan.

Si deseas sumarte a esta noble labor visita las redes sociales de Passion asociación.

No Comments Yet

Leave a Reply

Your email address will not be published.